De las ciudades del futuro

La evolución de las políticas de I+D+i desde comienzos del presente siglo se están progresivamente orientando a la resolución de grandes desafíos a los que se enfrenta la humanidad. Alrededor de ellos, surgen diversas necesidades científicas, tecnológicas, de innovación, sociales o educativas que dan forma a las diversas soluciones con la participación de múltiples agentes públicos y privados.

Dentro de los desafíos globales a los que nos enfrentamos en el Siglo XXI uno de los que afecta a un porcentaje creciente de la población mundial es el relativo a la evolución sostenible de las ciudades.

Desde un punto de vista más tecnológico, las áreas urbanas constituyen uno de los mayores focos consumidores de energía de las zonas desarrolladas y emiten un porcentaje creciente de gases de efecto invernadero al mismo tiempo que generan contaminantes ambientales. La disminución de la calidad del aire y el cambio climático también afectan a las ciudades para las que es necesario encontrar soluciones innovadoras de energías eficientes, sistemas de transporte, gestión de residuos, gestión del agua, transportes eficientes y seguros que respeten el medio ambiente, o el empleo masivo de soluciones TIC para disponer de la información adecuada en tiempo real.

Se intuye la necesidad de concebir la evolución progresiva del concepto “ciudad” desde las macro ciudades actuales conjugando la mejora de la calidad de vida con la provisión de servicios avanzados. Deberán ser modelos que dejen de lado el mero desarrollismo del siglo XX para proponer una recuperación de espacios y patrimonio de sus núcleos históricos, así como una voluntad de integración del ciudadano en un entorno agradable para vivir.

La sostenibilidad en la planificación del crecimiento urbano y de las zonas de influencia de la ciudad en el extra-radio deben abordarse desde una óptica integrada en la que nuevos servicios ligados a dimensiones como la movilidad urbana e interurbana, inteligencia ambiental, infraestructuras inteligentes, etc. deben ofrecer un marco sin costuras pensado de forma progresiva y al unísono con el diseño de la ciudad aludido anteriormente.

Elementos innovadores en el diseño de nuevos servicios sociales apoyados en tecnología de inteligencia ambiental deben conseguir que la ciudad sea en sí misma un sistema que aprenda de sí mismo.

Nos encontramos ante un desafío multifacético en el que la labor del ingeniero, del arquitecto, del científico social o del economista deberán imbricarse en un contexto en el que la experimentación sobre el terreno, el análisis de las situaciones creadas o el diseño de escenarios deben formar parte de un contexto de solución.

En las CIUDADES DEL FUTURO buscamos contribuir a la reflexión sobre el futuro de las ciudades desde numerosos puntos de vista. En esta reflexión deben incorporarse perspectivas cheap nike air max relacionadas con el urbanismo, la arquitectura, el patrimonio, la movilidad, la energía, el transporte, la sociedad de la información, etc.

A esta iniciativa se incorporarán grupos de investigación de la gran mayoría de nuestras Escuelas y Facultades, pero para tener éxito debemos concebirla como una iniciativa abierta en la que resulta imprescindible la alianza con empresas, instituciones, administraciones públicas, otras universidades y centros de investigación, etc., de tal manera que la iniciativa CIUDADES DEL FUTURO se convierta en la referencia obligada en la generación de ideas, de propuestas renovadas en la concepción y organización de la vida en las ciudades.

De estas propuestas surgirán proyectos, modelos, tecnologías, etc., que nos ayudarán a construir las ciudades del futuro y en las que las empresas podrán contribuir a esta nueva realidad con nuevas infraestructuras, productos y servicios, o bien en la realización de actividades tradicionales por procedimientos nuevos y originales que mejoren desde algún punto de vista las soluciones que podríamos calificar de habituales.

De esta propuesta, además de actividades de investigación propiamente dichas, se producirán documentos de estrategia y prospectiva sobre numerosas cuestiones que  afectan a las ciudades. Estos documentos pueden referirse a la movilidad urbana, a la eficiencia energética en edificios, a la materiales de construcción del futuro, a  las redes de sensores, etc. Pueden ser únicos o periódicos con la voluntad de que la iniciativa se convertirse en un thinktank sobre el futuro de los nuevos conceptos y nuevas tecnologías que afectan a las ciudades.

También se articularán programas de formación de posgrado de nivel de máster y doctorado que sirvan para en los numerosos aspectos vinculados a esta iniciativa. Todos los elementos que integran esta iniciativa y que por su complejidad resulta difícil resumir en el espacio de este programa electoral deben crear un ecosistema que fomente a creatividad y atraiga la atención de empresas, instituciones, administraciones públicas, mejorando la visibilidad de la UPM y facilitando la captación de recursos para numerosos grupos de investigación de la universidad.

Además de las ventajas apuntadas, es preciso reconocer que pensando en las ciudades del presente y del futuro, pocas universidades disponen en cantidad y calidad de los recursos humanos especializados en gran número de áreas relacionadas con la iniciativa como los que tiene la UPM, lo que le confiere, sin duda, una posición de ventaja competitiva.

2 Responses to “De las ciudades del futuro”

  1. “La sostenibilidad en la planificación del crecimiento urbano…”

    A estas alturas creo que está muy claro que sostenibilidad y crecimiento es un oxímoron, una contradicción irresoluble: esa era al menos la opinión de nuestro écologo más internacional, D. Ramón Margalef (qepd).

    De la inclusión del “crecimiento” a la confianza acrítica en la tecnología hay muy poco trecho. De cruzarlo, se suelen perder de vista las lecciones históricas recientes, lo que hace un tanto inviable no recaer en los mismos errores (a este respecto, cf. los artículos dominicales de P. Krugman al respecto de la gestión de la crisis financiera en Europa, por poner un ejemplo accesible).

    Para más detalles, véase mi “La descripción de la insostenibilidad, 1945-1973 ” en
    http://habitat.aq.upm.es/boletin/n46/amvaz.html

  2. […] la iniciativa científico-tecnológica de la Ciudad del Futuro , idea que nació a partir de recibir una carta de varios directores de centro, entre ellos la […]

Deja un comentario